insta face tui       

Compra de cartera, una forma de refinanciar sus deudas

En ocasiones los usuarios bancarios suelen adquirir diferentes tipos de crédito en una entidad y teniendo en cuenta su capacidad de endeudamiento, estos créditos quedan grandes. Es por eso que muchas entidades bancarias ofrecen este tipo de refinanciamiento de las deudas.

 

La compra de cartera es una herramienta que permite a las personas endeudadas vender sus “deudas” a las instituciones financieras para alivianar su costo, a la vez es un mecanismo que utilizan los bancos para aumentar su participación en el mercado y poder captar más clientes.

Sin embargo es un término que no es muy común entre los usuarios bancarios y hasta se desconoce su procedimiento.  ¿Cuándo y quién puede vender su cartera? Para acceder a esta estrategia se deben tener en cuenta varios puntos y se deben tomar con cuidado.

Una entidad financiera le ofrece comprar una cartera a un cliente cuando este tiene diversos créditos y necesita una refinanciación de los mismos. “Este procedimiento de venta o redescuento de cartera es un proceso que los bancos y las entidades financieras en general ofrecen a clientes que tienen muy buena calificación crediticia pero que además tienen diversos créditos con el sistema financiero por tarjetas de crédito, por créditos de consumo, normalmente dispersos en varias entidades o en varias obligaciones”, Así lo señaló Giovanni Montoya Aldawe, director de contenidos del Grupo Ágora.

Para Gabriel González, economista y docente del ITM, “de acuerdo a la Asobancaria, la compra de cartera corresponde a un instrumento financiero que se utiliza cuando una entidad financiera ofrece a un usuario de la banca privada comprar sus deudas actuales ofreciendo una menor tasa de interés a un préstamo consolidado”.

La  compra de cartera suele ser para deudas de tarjetas de crédito, cupos rotativos y otros instrumentos financieros.

¿Cómo se realiza este proceso?

Cabe aclarar que cualquier persona que cuente con cartera financiera, puede solicitar la compra de sus deudas ya sea por parte de su entidad bancaria o a otra entidad financiera.

No obstante, explica González, “hay que tener en cuenta que la aprobación de la compra de cartera está supeditada a un estudio previo de créditos el cual incluye la capacidad de pago del deudor. Con base en los resultados de este estudio de crédito, se define también el monto de la compra”.

Este proceso y estudio suele centrarse en personas con buen historial crediticio y que sean “buenos clientes” bancarios, puesto que usualmente esta oferta la suele realizar el banco que esté interesado en comprar la deuda. Sin embargo, el usuario también puede acercarse a las oficinas de la entidad a la que quisiera ofrecer la venta.

“La entidad financiera al ofrecer la compra de la cartera le está ofreciendo al cliente la posibilidad de que se extienda un cocrédito, normalmente, a una tasa de interés más baja, para que así por un lado la persona tenga flujo de caja y por otro lado le baje el costo del crédito”, explicó Montoya aldawe.

Una vez aprobado ese crédito los desembolsos se hacen directamente a las entidades acreedoras, buscando que con este nuevo crédito no se le dé un uso distinto al dinero sino que se destine efectivamente al mejoramiento de las condiciones del cliente.

Para González la ventaja de este refinanciamiento radica en “que el usuario pueda asumir en un solo pago los préstamos que se tienen y usualmente esos pagos tienen una tasa de interés más baja o a plazos un poco más acordes a la capacidad de pago del individuo en ese momento”.

¿Cuándo se puede realizar?

No hay una fecha exacta para utilizar este mecanismo de refinanciación, sin embargo los analistas aconsejan aprovechar ciertos momentos para realizar la venta.

“Las entidades financieras en ocasiones hacen campaña de recolección de cartera pero en general se puede hacer en cualquier momento, obviamente es mejor hacerlo en los momentos en los cuales las tasas de interés van a a la baja, con el ánimo de poder tener mejores beneficios como resultados de esta operación”, opinó Montoya Aldawe.

González señaló que “según expertos este instrumento financiero se debe comenzar a utilizar cuando se tengan dos o más carteras diferentes, cuando se desconozca la cantidad de interés que se está pagando o cuando las deudas corresponden al 30% o más de mis ingresos mensuales”. Cuando se tienen estas características, se recomienda que se haga una venta de cartera.

fuente: http://www.elmundo.com/noticia/Compra-de-carterauna-forma-de-refinanciar-sus-deudas/356075

 

Subir